Main Menu

Search form

 

Darle un Giro a Su Pequeña Empresa para Fortalecer a los Clientes Hoy

6 de mayo, 2020

Nunca antes fue tan incierto el panorama económico para la pequeña empresa.

Nunca antes fue tan incierto el panorama económico para la pequeña empresa. Mientras algunas empresas fueron obligadas a cerrar, las que permanecieron abiertas debieron enfrentar la realidad de un consumidor que se siente inseguro sobre su futuro económico o se resiste a salir a la calle. Si bien el cronograma para reabrir la actividad se presenta positivo en algunas ciudades, las pequeñas empresas en todas partes saben que va a ser muy complicado mantenerse a flote.

Aquí hay algunas estrategias que puede experimentar, ya que todos se enfrentan a lo desconocido cuando se trata de visualizar el mundo del comercio en el futuro cercano:

1. Ofrecer recogida y entrega en la acera.

Mientras muchos restaurantes han utilizado este método desde el comienzo, también puede funcionar para otras empresas, sobre todo ahora que la economía intenta resurgir. Por ejemplo, una boutique de ropa puede permitir que los clientes lleven varios talles de un determinado artículo, y replicar la experiencia de prueba en su casa. Las librerías o tiendas de manualidades pueden ofrecer su mercadería a consumidores deseosos de empezar un nuevo hobby. Piense en maneras creativas de ofrecer sus servicios para que sus clientes sigan comprando y que fluya el efectivo.

2. Vender gift cards/tarjetas de regalo para servicios futuros.

Desde peluquerías hasta hoteles, las empresas están recurriendo a esta estrategia para tener dinero en el bolsillo ya, con la expectativa de canjear las gift cards en el futuro. Para estimular la compra, desarrolle ofertas atractivas que inciten a los clientes a gastar su dinero ahora. Por ejemplo, comprar hoy una tarjeta de $50 que puede valer $75 en el futuro, o llevar al cliente a un rango de servicios más caro por un costo menor que desembolsa ahora.

3. Haga funcionar su modelo en Internet.

Muchas empresas descubrieron que pueden recuperar parte de los ingresos funcionando por Internet. Si normalmente su contacto con los clientes es personal, pruebe comunicarse con ellos mediante video chat. Piense también en la posibilidad de crear productos que los clientes puedan comprar por Internet por un precio mínimo, como un tutorial que enseñe a cortarse el pelo, o armar una cena gourmet, u otros consejos sobre cómo usar tal producto o servicio. A medida que se reabren los comercios, usted puede continuar ofreciendo estos servicios, para tener otra fuente de ingresos y atender a quienes prefieren seguir en cuarentena.

4. Enfatizar su compromiso respecto a las nuevas prácticas de higiene.

Muchos clientes se resisten a ordenar comida o comprar productos si no saben qué medidas de higiene se implementan en la empresa. Es fundamental anunciar sus esfuerzos al respecto en el sitio web y redes sociales, mediante señales si los clientes van a volver a la tienda y al tomar pedidos. Asegurar que su equipo respeta las pautas del distanciamiento social y hacer énfasis en los pagos sin contacto, las prácticas de limpieza aceleradas y otros programas que implementó para mejorar la salud y la seguridad.

5. Agruparse.

Al abrir las diferentes áreas comerciales, unir esfuerzos con las pequeñas empresas cercanas para promocionar servicios en forma conjunta y/o trabajar juntas para recuperar clientes. Piense en crear una presencia conjunta en redes sociales, para anunciar la actualización de horarios y servicios disponibles a medida que más comercios abren sus puertas. También puede asociarse con empresas colegas de la zona para tratar la legislación que aplica a todas. Dos cabezas piensan más que una, especialmente cuando todos padecen situaciones similares.

6. Buscar las mejores prácticas de otras empresas.

Recuerde que la situación está afectando a todos por igual, así que aproveche la creatividad e ideas inteligentes de otras empresas. Si usted es parte de una asociación del sector, asegúrese de suscribirse a las actualizaciones por correo electrónico y participe en seminarios por Internet, chats u otros eventos educativos para acceder a los recursos que puedan tener. Después de todo, una empresa de paisajismo/landscaping en Boise seguramente enfrenta los mismos problemas que una en Bakersfield. Busque grupos de empresarios afines en Facebook o LinkedIn para compartir mejores prácticas.

7. Examine todas las fuentes de financiamiento adicional.

Muchas pequeñas empresas accedieron a préstamos con intereses bajos del Programa de Protección de Nómina y Administración de Pequeñas Empresas (Paycheck Protection Program y Small Business Administration), pero el instrumento financiero fue tan popular que muchas empresas no pudieron obtener los fondos. No obstante, existen otras opciones que podrían funcionar, como los subsidios que ofrecen las municipalidades locales. Hable con el representante de su Credit Union para ver cuál es la disponibilidad de préstamos u otros productos.

8. Comunicarse sin parar.

A medida que abren determinados negocios, los consumidores no sabrán bien qué comercio está abierto y cuándo y cómo accederlo. Idealmente, usted estuvo en contacto con sus clientes durante la pandemia; no obstante, si su comunicación estuvo baja, procure aumentar sus esfuerzos para mantener a sus clientes informados. Recurra a su sitio web, las redes sociales, el correo electrónico y hasta el correo directo para atraer su atención. Refuerce el marketing en todos los canales, incluyendo ofertas especiales pensadas para atraer a ex clientes. Y siempre enfatizar todo lo que hace a favor de la salud y la seguridad.

Esta crisis ha golpeado muy duro a la mayoría de las pequeñas empresas, donde sobreviven las que logran rediseñarse y encontrar nuevas fuentes de ingresos. Y, como siempre, manténgase en contacto con nosotros si de alguna manera podemos ayudar al éxito de su empresa en estos nuevos tiempos que nos toca vivir.